El Modelo Educativo


Este video nos narra como se dio el modelo educativo actual que nació a partir de la Revolución Industrial, donde masificaban a los niños y niñas para concluir que este modelo no ha cambiado y es obsoleto. Toca los siguientes temas:

1. La imaginación es la fuente de muchos logros humanos.
Ya no se concibe una educación que no se base en potenciar la inteligencia. Precisamente será esta inteligencia la que enriquecerá a la sociedad.

2. Equivocarse, sirve para ser mas original.
Penalizar el error mientras se educa es sencillamente una paradoja, porque es a partir del error de donde podemos sacar las mejores enseñanzas. El error debe verse como un proceso positivo dentro del propio aprendizaje del alumno.

3. Las escuelas se asemejan a las fábricas.
Cuestiona la rigidez de los horarios, la separación de los alumnos por edades, la descompensación horaria de las materias y el hecho de priorizar el producto manufacturado al talento y a la creatividad.

4. La creatividad se aprende igual forma que se aprende a leer.
La figura del docente resulta determinante para que el alumno fomente dicha creatividad en su centro educativo. Desgraciadamente, el modelo educativo actual mata la creatividad, no potencia el talento, sino que prioriza el resultado final más que el proceso en sí.

5. Es muy necesario potenciar la diversidad.
Potenciar la originalidad y el talento en los alumnos, para superar el modelo industrial basado en la homogeneización del producto. Las fábricas producen. Y el producto que se crea es siempre el mismo producto. ¿Es eso lo que queremos de nuestros alumnos? ¿Es este nuestro ideal de enseñanza? Mediante la creatividad y el talento hacemos posible la diversidad. La diversidad es uno de los activos más importantes que existen en la sociedad actual. Cuanto más creativos sean los niños, más posibilidades tendrán de autorrealizarse. La única forma de alentar talentos es hacer pensar a los alumnos de forma diferente.

6. Los niños de ahora harán trabajos que aún no están inventados.
Actualmente, estamos enseñando en los centros educativos contenidos que no tenemos ni idea si servirán o no dentro de un período relativamente corto de tiempo. Esto debería hacer pensar a los docentes y hacerles ver que lo que importa no es lo que enseñan, sino cómo enseñan para que sus alumnos puedan aprender por sí mismos cuando en un futuro no muy lejano deban llevar a cabo actividades que ahora ni imaginamos que desarrollarán. El saber no está en los libros de texto, sino en la imaginación y el talento que puedan desarrollar los alumnos.

7. La creatividad es tan importante en educación como la alfabetización, y por eso debemos tratarla con la misma importancia.
Otro de los grandes problemas de la educación actual es que no se da la misma importancia a la alfabetización que a la creatividad. Basta mirar la descompensación de las asignaturas de las diferentes etapas educativas. ¿Por qué puede ser? Yo creo que la respuesta es muy sencilla. Es muy fácil enseñar a leer y a escribir, pero como docentes no tenemos ni idea de cómo enseñar a ser creativos. Es por ello que debemos aumentar el tiempo que le dedicamos a preparar una sesión lectiva y bajar nuestra productividad en beneficio de la creatividad de nuestros alumnos. Cuanto más pensemos, más creativos seremos. Si los docentes somos creativos, entonces será muy fácil enseñar creatividad en la aulas, independientemente de las materias que se impartan.

8. La gente produce lo mejor, cuando hace cosas que ama, cuando está en “su elemento”.
Cada individuo debe buscar “su elemento”, es decir, debe ser capaz de encontrar por sí mismo o mediante la ayuda de otros sus aptitudes, sus pasiones, sus actitudes y sus oportunidades. Estos son los cuatro pilares fundamentales para el crecimiento personal de los individuos. Tenemos la obligación de descubrir qué se nos da bien y qué nos encanta hacer. Consiguiéndolo será como podremos autorrealizarnos y contribuir para crear una sociedad mejor. De ahí que como docentes debamos superar el pensamiento ilustrado basado en el análisis y en la lógica para sustituirlo por un sistema educativo holístico, abierto, flexible y diverso. Sólo siendo creativos dejaremos de ser conformistas.

9. No es acerca de estandarizar la educación, es acerca de subir el estándar de la educación.
El error del sistema educativo actual se debe a la estandarización. Estandarizar la educación no hace más que limitar la educación de nuestros alumnos, porque frena las aptitudes y el talento. A mayor estandarización mayor fracaso escolar, mayor abandono escolar. De ahí que sea necesario modificar el paradigma educativo actual donde la mecanización de los contenidos está por encima de la búsqueda del talento.


Para los que se sientan impotentes ante esta problemática
Un día caluroso antes de que el sol se ocultara, una innumerable cantidad de estrellas de mar habían quedado varadas sobre la arena de la playa, producto de un rápido cambio de la marea. Había centenares de ellas y era fácil predecir un final trágico dada la intensidad del sol. Una niña de unos 7 años tomaba delicadamente una por una, cada estrellas a su alcance y la depositaba en el agua, luego corría apresuradamente y repetía el gesto con otra estrella y otra, iba y venia con el afán de salvar a todas las que pudiera. Eran tantas, que su obra parecía inútil, a pesar de la velocidad con que se movía no se notaba progreso alguno. Algunos observadores que tomaban sol se acercaron movidos por la curiosidad y una pareja que pasaba caminado le preguntaron a la niña, – ¿para qué haces esto? ¿acaso no ves que son miles, que diferencia puedes hacer? – ella volvió a tomar otra estrella la depositó en el agua con cuidado y les respondió simplemente: – para esa estrella, que recién devolví al mar, hubo una diferencia -. Este antiguo cuento de la India nos alienta a tomar en cuenta las posibilidades que tenemos de ayudar a otros a que tengan una vida mejor por insignificante que parezca nuestra obra
Para verlo desde otra perspectiva imaginemos al mundo como si fuera un barco que transporta pasajeros, cuya tripulación consta de capitán, oficiales y marineros. Este barco viaja de siglo en siglo llevando tripulación y pasajeros. La tripulación vela por que el buque siga su rumbo y los pasajeros estén sanos y salvos. Escoger un estilo de vida en donde uno se preocupa solamente por las propias necesidades implica la decisión de hacerse pasajero del buque de la sociedad humana y dejar a la tripulación capitán, oficiales y marineros la responsabilidad del bienestar tanto de uno mismo como de los demás pasajeros. Así, optando por un género de vida de este tipo, uno se vuelve pasajero del buque de la historia. Tal es el precio moral de esta elección, pudiendo en vez ayudar a hacer una diferencia para algunos, como lo hace la niña que rescata las estrellas de mar que están a su alcance.
Ahora veamos en profundidad, en el siguiente testimonio un caso particular, que se repite en algunas personas, que quedan sin ánimo para ayudar, a causa de sus propias maneras de ver la vida.
Se trata de una persona que tenia un decaimiento generalizado. Se quejaba y lamentaba permanentemente por la pérdida de valores y la corrupción en el mundo. El habitante sano del mundo de hoy, que sabe de estos problemas trata de buscar posibilidades individuales para disminuirlos pero no adopta un rechazo total de desvalorización total de todo, porque cada valor todavía existente inmediatamente es puesto en duda y borrado por otros valores ausentes.
Este hombre ya no creia mas en nada. En el camino hacia la fe perdida se encuentra el lamento. El lamento excesivo acrecienta el dolor y uno se siente cada vez peor, es como si se ahogara en su pena y los amigos y familiares generalmente sobrecargados, terminan por no soportarlo y reaccionan a la defensiva o huyendo.
El lamento acertado es un reconocimiento de que hay dimensiones del destino en las que nosotros, los seres humanos, somos impotentes y además el reconocimiento que en este mundo existen valores que en caso de estar en peligro, no podemos proteger ni mantener suficientemente. Ambos aspectos preparan el camino para una sana humildad: a pesar de la impotencia humana, han sido introducidos valores al mundo, y éstos permanecerán aun en presencia de peligros y pérdidas. Esto significa que el que se lamenta por valores que estén desapareciendo, ha comprendido al mismo tiempo que lo por él lamentado ha sido desde el principio no su obra sino un don, un regalo que debe ser devuelto y que está supeditado a un poder por encima de él mismo, por una instancia superior y comprende que ser humano significa estar atrapado por el destino hasta cierto grado.
Sólo cuando la fe en un poder al cual estamos subordinados haya despertado nuevamente, sólo entonces podremos comenzar a definirnos como capaces de construir el diseño de la propia vida con los dones recibidos. Podríamos entonces ocuparnos de otros y ser tripulación del barco de la sociedad humana, para que el barco llegue a buen destino, con un viaje gratificante para todos.
Esta humildad que nace, al reconocer la propia impotencia, despierta el respeto hacia el Creador y nos da coraje y confianza para traspasar límites, a pesar de nuestra limitada capacidad.
La tristeza es un requisito fundamental para una transformación interior. Las lágrimas barren esa convicción autosuficiente que hace que uno se sienta en condiciones de juzgar en forma crítica a otros y el acontecer del mundo.
Este hombre sentía que “el mundo se acerca cada vez más a un abismo”. Esta forma de pensar opaca una realidad mayor y es que el cosmos inescrutable para nosotros ha producido nuestra tierra y la vida en ella con miles de variantes, y todo eso sin la participación humana. Como olvidar que de este cosmos pueda brotar siempre de nuevo algo así como tierra, vida, espiritualidad y todo esto a pesar de toda falla humana. ¿Y no sería posible que todo lo que existe tenga un sentido, aun también el fallar humano? ¿Que nada sucede gratuitamente en este prodigioso cosmos, en el cual el hombre se parece a una hormiga, pero que también a la hormiga tiene una función con sentido? Quizás el desarrollo humano sólo es posible a través de debilidades, errores y culpas, quizás esta humanidad está elegida antes que ningún otro ser para estar más cercana al espíritu que traspasa todo, y por eso debe ser sometida a severas pruebas. Descartar esto ¿acaso no es presumir de poder intuir la última razón de nuestro “estar en el mundo”?.
Creer que hay un saber, o mejor dicho una sabiduría, que va mucho más allá del ser humano, y que hace todo bien, aunque de una manera incomprensible para nuestro entendimiento. De niño se intuye esto más que de adulto
Entonces la propuesta comenzar a vivir no en el inmenso cosmos, sino aquí en la tierra, en el pequeño círculo de conocidos y amigos que nos rodean.
Al hombre de esta historia le es necesario reflexionar a diario que El sentido del ser no ha sido dado por la mano humana y tampoco puede ser destruido por la mano humana.
La experiencia demuestra que una persona que hace todo lo posible por llevar una vida con conciencia por si mismo y los demás, no necesariamente permanece con salud, pero si se enferma o deprime permanece “entero” en su enfermedad.
Para finalizar es bueno recordar siempre un dicho chino que dice así:
Cuanto tú llegaste al mundo, el mundo se alegró y tú has llorado. Vive entonces de tal modo que tú, cuando tu hora haya llegado, puedas partir con alegría y el mundo llore por ti.
El Modelo Educativo podría incluir el generar conciencia sobre ayudar a la comunidad y proteger el bien común, es decir no solo ciencia sino también sabiduría.
Comments